Skip to main content

Historia da Enxeñería Química en España

La Ingeniería Química se inicia como disciplina ingenieril diferenciada de otras ingenierías hace más de cien años. Los primeros intentos de establecer un perfil profesional específico y títulos independientes se producen en el Reino Unido hacia 1885 y en los Estados Unidos en los años siguientes: así, el primer programa de Bachelor en Ingeniería Química se establece en el Massachussets Institute of Technology (MIT) en 1888. En los años posteriores se crean Departamentos de Ingeniería Química y se ofrecen programas académicos en otras muchas universidades de Estados Unidos y del Reino Unido.

Los estudios de Ingeniería Química con programas de 3, 4 ó 5 años existen prácticamente en todos los países, bien diferenciados de los otros estudios ingenieriles. La creación de estos programas y de centros o departamentos específicos de Ingeniería Química tiene lugar en otros países europeos en diferentes épocas; así en Francia se crean hacia 1950 las Escuelas Superiores de Ingeniería Química de Toulouse y de Industrias Químicas de Nancy, mientras que en Alemania se retarda la creación de departamentos específicos de Ingeniería Química hasta los años setenta, ya que la formación de ingenieros para la industria química se lograba en las Escuelas de Ingeniería universitarias con una especialización en Técnicos de procesos (Verfahrenstechnik) o en los Institutos de Química con una especialización en Química Técnica (Technische Chemie). Esta misma estructura se mantuvo en Alemania en las Escuelas Técnicas (Fachhochschulen).

Actualmente, más de 170 universidades en Europa imparten el título de Ingeniería Química. Respecto a la industria química, Europa es el primer productor y exportador de productos químicos aportando el 35% de la producción mundial por delante de EEUU y Asia (excluyendo a Japón).

LA INGENIERÍA QUÍMICA EN ESPAÑA
Con el Real Decreto de 4 de Setiembre de 1850 surge en España la enseñanza de la Ingeniería de la familia Industrial de forma oficial, que se implantó en todo el Estado en un único centro, el Real Instituto Industrial de Madrid, en el que se podía obtener el título de Ingeniero Mecánico de primera o Ingeniero Químico de primera. Aquellos alumnos que obtuviesen los dos títulos recibían el título de Ingeniero Industrial.

La mención a un título de Ingeniería Química en España es previa a la mundial y similar a la que se daría durante el siglo XIX en los países considerados como “fundadores” de la disciplina, ya que se trataba de formar ingenieros con conocimientos químicos y procesos químicos industriales básicos.

Durante el siglo XX, la situación en España mimetizó con la que existía en Alemania durante las primeras décadas de dicho siglo. Así, la formación de ingenieros y técnicos para la industria química y otras industrias relacionadas se lograba a través de los estudios de Ingeniería Industrial, especialidad Química, y de Química, especialidad de Química Industrial, y mediante estudios de ciclo corto de Ingeniería Técnica Industrial, especialidad Química. En 1992, como desarrollo de la Ley de Reforma Universitaria, se establece la denominación y directrices generales de los títulos de Ingeniero Químico y de Ingeniero Técnico Industrial especialidad en Química Industrial. En 1993 dan comienzo los estudios en algunas universidades, implantándose progresivamente en otras muchas.

RECONOCIMIENTO DE LA PROFESIÓN
En España, el avance de la profesión y la titulación no han ido de la mano. Así a diferencia de otros lugares donde el reconocimiento de la profesión de Ingeniero Químico fue muy rápido (ejemlos: la creación del American Institute of Chemical Engineers (AIChE) en 1908 o del Institution of Chemical Engineers (IChemE) en 1922), la situación en España de la Ingeniería Química es muy diferente.

El Real Decreto 923/1992, de 17 de julio, por el que se establece el Título universitario Oficial de Ingeniero Químico, permite su tratamiento como disciplina de Ingeniería independiente. Se trata de un titulo de primer y segundo ciclo desarrollado en cinco años en la gran mayoría de la Universidades del Estado. En la actualidad, la titulación de Ingeniero Químico se imparte en 31 Universidades, con más de 8.000 titulados que ejercen como Ingenieros Químicos con una excelente inserción laboral de acuerdo con las estadísticas.

Este hecho está justificado en gran medida por la importancia que la industria química tiene en nuestro país, ya que aporta actualmente casi el 10% del PBI español, lo que la convierte en uno de los pilares estructurales de la economía. Además, es importante considerar, su liderazgo en la inversión española en I+D+i, acumulando el 25% del total nacional. Asimismo, uno de cada cinco investigadores que trabajan en la industria española, lo hacen en el sector químico.

En España, poseen atribuciones profesionales reconocidas, que se ejercen a través de los correspondientes Colegios, los Ingenieros Industriales, los licenciados en Química y los Ingenieros Técnicos Industriales. En el caso de los Ingenieros Químicos, del mismo modo que otras nuevas titulaciones creadas como consecuencia de la Ley de Reforma Universitaria, no se han reconocido oficialmente hasta la fecha atribuciones profesionales. En cada una de las Comunidades Autónomas, se han creado Asociaciones de Ingenieros Químicos que se agrupan en una Federación Nacional de Asociaciones de Ingenieros Químico. A día de hoy existen dos Colegios Profesionales (Comunidad Valenciana y Galicia), y se encuentra en proceso de creación Colegio de Castilla - La Mancha.

Con la llegada del Plan de Bolonia y la nueva estructura de estudios se esperaba la solución de este problema. Sin embargo, a la hora de establecer las nuevas estructuras de estudios universitarios a partir del Real Decreto 1393/2007, la titulación de Ingeniero Químico no está siendo considerada como las demás profesiones asociadas a títulos de ingenierías de primer y segundo ciclo (Ingeniero Aeronáutico, Ingeniero Agrónomo, Ingeniero de Caminos Canales y Puertos, Ingeniero Industrial, Ingeniero de Minas, Ingeniero de Montes, Ingeniero Naval, e Ingeniero de Telecomunicación). Estas últimas van a poder transformarse en un Máster Oficial con directrices generales propias, que sea el que habilite a la profesión correspondiente. El argumento utilizado hasta hace poco para justificar esto, es que la Ingeniería Química no existe como profesión regulada, algo imposible puesto que la razón por la que una profesión puede ser considerada regulada es su inclusión en el anexo I del Real Decreto 1665/1991 de octubre de 1991 y por tanto anterior a la creación del Título de Ingeniero Químico (julio de 1992).

Por ello, la Conferencia de Directores y Decanos Ingeniería Química (CODDIQ) en representación de los Centros Universitarios Españoles que imparten los títulos de Ingeniero Químico, como las distintas Asociaciones y Colegios Profesionales de Ingenieros Químicos de toda España vienen expresando desde hace tiempo su malestar ante la despreocupación y falta de compromiso por resolver la situación de la regulación profesional de la Ingeniería Química en España.